Twin Peaks II (Opinión con spoilers)

1483549882142

Las luces nocturnas elevan el paisaje urbano a una categoría casi natural. Las drogas lo dejan desenfocado. No son más que pequeñas bolitas de luz, de alma, esferas de vida que viajan entre las imitaciones de unas personas que no somos nosotros.

No me gustaría ofrecer lo mismo que puede leerse en cientos de artículos:

“Twin Peaks revolucionó la televisión en su momento y lo vuelve a hacer ahora”.

“El capítulo 8 es magia televisiva, una auténtica obra maestra”.

“Opiniones divididas por el final de Twin Peaks II”.

“David Lynch hace lo que le da la gana”.

.

Todas estas opiniones y datos son tan ciertos que prefiero citarlos antes para no tener que repetir lo que ya hemos leído cientos de veces.

Twin Peaks II es una auténtica llama de rebeldía juvenil y libertad. Como cuando probábamos todos los efectos del Movie Maker en un pésimo video para mostrar de lo que éramos capaces. Cómo cuando escribíamos en papel transparente para ponerlo delante de una cámara casera y hacíamos títulos de crédito flotantes. Entonces no importaban los medios, sólo lo que queríamos decir.

En muchos momentos de mi vida me siento estúpido. Casi cada día hay algún instante en el que mi cerebro se da cuenta de que he cometido una estupidez, un movimiento en el tablero que me gustaría deshacer, lamentablemente: siempre es demasiado tarde. Me gustaría no darme cuenta de que no soy demasiado inteligente, sin embargo, lo hago. A veces desearía simplemente pararme a observar con ojos vidriosos un simple objeto que me ha llamado la atención. Pero no puedo, debo “moverme”, eso es lo que todo el mundo dice: “muévete”.

Además de tonto (o quizá por ello), soy un llorón. He llorado con muchas películas y obras de ficción, pero pocas me han llegado a romper el corazón. Simplemente eran lágrimas de tristeza momentánea. Dougie es un personaje que me rompe el corazón.

Me fascina la escena de créditos en la que Kyle Maclachlan, interpretando a Dougie Jones, se queda parado observando la estatua del vaquero que hay frente al edificio de oficinas en el que trabaja. No sólo por el evocador tema musical del álbum de Johnny Jewell: Windswept; es su mirada, la manera que tiene de sujetar sus pertenencias; el tiempo que permanece inmutable a su alrededor. Él solo quiere observar la estatua. Le he dado muchas vueltas a la escena y (ya dije que soy un estúpido) me costó llegar a la conclusión, tal vez errónea, de que la fascinación de Dougie viene porque dicho vaquero de bronce le recuerda a su viejo compañero y amigo Harry Truman.

i5cipdl60u1z

Las interpretaciones histriónicas solo añaden verosimilitud al contexto. ¿Habéis tomado alguna vez unos minutos para observar a una persona sin que se dé cuenta? Sus muecas, sus acciones, todo es mucho más extravagante de lo que entendemos por realidad. Quizá sea cosa de los mundos ocultos, tal vez puedan extraer su rostro para dejar al descubierto una sonrisa que seríamos incapaces de devolver.

Twin peaks esta vez no es solo un puñado de personajes. En esta ocasión nos sumergimos en un auténtico pueblo, lleno de historias que no se cuentan, que escuchan a medias, para eso existe el “Bang Bang Bar”. Por eso una mujer con sobrepeso grita en el asiento de su coche mientras una niña expulsa vómito verde ante la atónita mirada de Bobby. Por eso tenemos a un pequeño imitador de Brando supersalido. Nunca una serie se había sentido tan viva. El alma de este Twin peaks se basa en eso, en la vida, y por ello: no podía morir.

bompe5yxgpvvwhcy6l1g

Presentar una resolución clara era enterrar el pueblo. Dejar que el huracán arrancase cada una de sus casas para edificar encima otro día. Lynch no quería matar Twin peaks. Por eso todavía resuena en nuestros oídos esa palabra: “Laura”, mientras el grito de Sheryl Lee paraliza los corazones. Por eso la todavía atractiva Audrey hace su baile para despertar en una desconocida habitación. Y el insecto. El gigante. Y por dios: El caballo va a pensar.

Con unos efectos especiales poco más que deplorables, la serie consigue aterrorizar y enternecer a partes iguales. Es especialmente impresionante como consigue que el atropello de un niño que ni siquiera conocemos nos encoja el estómago. Lynch sigue siendo un genio de la cámara y la planificación. Y el sonido, no olvidemos su asombroso sonido.

reaction.png

Los símbolos, los familiares que todavía no sabemos emparentar, los pulsos, los guantes mágicos, el amor de dos personas prácticamente en el ocaso de sus vidas, el bien, el mal, el mundo de los sueños, ¿de verdad “Billy” era el tipo ese?, ¿es la madre de Laura la joven que “engulle” el insecto?, Diane, el viejo hotel regentado por Ben…

Y Laura, la eterna Laura. El misterio que nuestro amigo Cooper jamás será capaz de resolver. Mientras nosotros seguimos con nuestras vidas, él seguirá atrapado en ese “universo paralelo”, atado solo a esa especie de Laura en el mundo pesadillesco que acaba con un flash sin procedencia. Igual que estaba atrapado dentro de su propia estupidez con nombre de Dougie. Y ahora, una vez visto todo, solo quedará revisitarlo una vez tras otra para comprobar cómo Cooper está atrapado a otro nivel: dentro de la serie, condenado a repetir las mismas acciones una y otra vez. Por lo menos espero que disfrutase del café.

Lo único que puedo ofreceros aquí, desde este pequeño blog, es lo siguiente. Disfrutadlo, tomaos vuestro tiempo, a veces no es necesario que os “mováis”, simplemente observad, saboread, ni siquiera os dejéis llevar por vuestros pensamientos. Recordad a esos viejos amigos y echadlos de menos, pues alguien dentro de vosotros mismos quizá necesite ese momento para añorar. Para llorar. Para pararse.

INGREDIENTES PARA UNA TARTA DE CEREZAS:

  • 500 gr. de cerezas (mejor grandes y con sabor)
  • 75 gr. de harina de trigo
  • 100 gr. de azúcar blanquilla
  • 3 huevos grandes y una yema
  • 30 gr. de avellanas y 30 gr. de almendras (todo el fruto seco debe ir molido, tipo harina)
  • 150 ml de leche entera
  • 2 cucharadita tipo postre de esencia de v
    ainilla
  • Para untar el molde: mantequilla y un poquito de harina
  • Para decorar: Azúcar glass

tarta-de-cerezas-41

Fuente: http://www.recetasderechupete.com/clafoutis-o-tarta-de-cerezas/7936/

.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s